Ford ha demostrado su compromiso con un futuro electrificado para sus clientes en el Salón del Automóvil de Frankfurt. La compañía ha desvelado su línea más completa de modelos electrificados, que ayudará a que las ventas de este tipo de vehículos superen las de los coches equipados con motores diésel y gasolina convencionales antes de finales de 2022 en Europa.

A principios de este año, Ford anunció que cada una de sus gamas de vehículos de pasajeros incluiría una opción electrificada (mild-hybrid, híbrida, híbrida enchufable o completamente eléctrica). La marca lanzará 17 modelos electrificados en Europa antes de 2024, incluyendo ocho ya en 2019. Ford estima que los propulsores electrificados estarán en más de la mitad de los vehículos de pasajeros vendidos por la compañía antes de que finalice 2022, lo que significará un punto de inflexión en las matriculaciones de este tipo de coches frente a las de modelos impulsados por mecánicas convencionales térmicas. Para esa fecha, la compañía también considera que habrá comercializado un millón de turismos electrificados.

Ford colaborará con seis proveedores de energía líderes en Europa para ofrecer la instalación de los puntos de recarga de pared y las tarifas de energía ecológica a todos sus clientes de vehículos electrificados. Recientemente, la compañía anunció que trabajará con Centrica para ofrecer estos servicios en Reino Unido e Irlanda. Los socios de Ford también extenderán sus prestaciones de instalación con el fin de dar soporte a la red de concesionarios europeos de la marca. La solución de punto de recarga de pared de Ford permitirá disponer de un 50% más de potencia de carga que un enchufe doméstico convencional, con el fin de reducir hasta un tercio los tiempos de recarga en casa para los clientes de híbridos enchufables de la marca.

Asimismo, Ford presentará una nueva aplicación para tablets y smartphones que permitirá a los propietarios y usuarios de sus modelos híbridos enchufables localizar puntos de recarga, navegar hasta ellos y pagar de una forma sencilla. En asociación con NewMotion, Ford ofrece acceso a la red de recarga pública más extensa de toda Europa (más de 118.000 puntos en 30 países) y un sistema de pago simplificado para los clientes de Ford. Los usuarios podrán utilizar estos postes de recarga en muchos mercados, iniciando y pagando por los servicios de carga desde una única cuenta, con el fin de que la experiencia de poseer un vehículo electrificado se simplifique.

Además, en combinación con el módem FordPass Connect disponible, la aplicación FordPass para el teléfono móvil permite a los conductores de híbridos enchufables comprobar de forma remota el estado de carga del coche.

Ford también es miembro fundador y accionista en el consorcio Ionity, cuyo objetivo es construir 400 estaciones de recarga rápida (con una capacidad de 350 kW) en localizaciones clave europeas para 2020. Esto proporcionará una reducción significativa en los tiempos de carga de todos los vehículos eléctricos, comparado con los sistemas existentes, lo que es perfecto para los viajes largos.