José Luis Gata, de Audatex, analizó la situación de la posventa en Cataluña en el marco de la 3ª Jornada de la Distribución en Cataluña, organizada por la asociación catalana de recambistas Cira. Así, Gata señaló que entre 2009 y 2014 descendió el consumo de aceite (17%), carburantes (15%) y reparaciones (23%). "Está todo relacionado, por eso hasta que no se hagan kilómetros no despega el sector", subrayó. De hecho, el potencial de facturación de la posventa automoción está por encima de los 15.500 millones de euros, entre mantenimientos y averías (8.000), carrocería (4.500) y neumáticos (3.100).

"La sustitución de piezas mecánicas se concentra en el parque de vehículos de menos de diez años", argumentó, antes de anunciar que se estima que en 2022 el parque de coches en España será de más de 27 millones. No en vano, desde 2013 se observa un aumento progresivo de las matriculaciones, tras el drástico descenso vivido entre 2007 y 2013. A pesar de esta tendencia positiva, las matriculaciones de 2015 serán un 41% menos que las de 2007. Llama la atención que el 53,9% de los coches que se venden son de ocasión, de más de diez años, los que dan poca rentabilidad al taller.
Gata recordó que, a partir de 100.000 km., el coste medio de las reparaciones mecánicas se duplica, mientras el valor del coche se deprecia. Así, en 2011 un vehículo se depreciaba en un primer año un 21%, mientras en 2014 lo hacía un 14%. De igual forma, en 2011, un coche con cinco años de antigüedad perdía un 58% de su valor; en 2014, un 50%.
De 2011 a 2014 se produjo una caída del 17,5% en las reparaciones de siniestros. Se calcula que esta tendencia continuará en el presente ejercicio, con un descenso acumulado del 18,5% desde 2011. "Los coches nuevos entran en el taller de media dos o tres veces al año, mucho más que los que ya han cumplido los diez años", aseveró entonces Gata, antes de indicar que los coches de 2004 a 2007 representan el 32% del parque y el 30% de la facturación. En apenas dos años será el 16% de la facturación.
Por otro lado, el 69% de los talleres realiza menos de 480 reparaciones al año, facturando el 45% del total. "Es difícil que esto se sostenga en el futuro, porque se trata de talleres muy pequeños", advirtió.
José Luis Gata también recordó que el cliente está cambiando, es más exigente, está más informado y utiliza las app. "El poder del cliente ha venido para quedarse", concluyó.
A continuación, Joan Ramón Carbonell (InformRisk) habló de la importancia de realizar un correcto análisis de prevención de riesgos ante impagados, explicando el sobreesfuerzo que debe realizar una empresa cuando se produce un impago o una demora en el cobro.