El mes de junio marcó un crecimiento del 23,5% en la venta de vehículos, superándose por segunda vez en lo que llevamos de año las 100.000 unidades (111.333 turismos). Con estas cifras, el primer semestre ya está por encima del medio millón de unidades, circunstancia que no ocurría desde 2010.

 

Concretamente se han matriculado 555.222 unidades en el período enero-junio, lo que eleva el crecimiento del primer semestre del año al 22%. Remarcar que el mercado acumula ya 22 meses de subidas continuadas.

Si en el mes anterior se vendieron 4.500 coches al día, el ritmo en este mes de junio se intensificó hasta los 5.300 coches al día. Los canales de particulares y de empresas han sido los principales artífices de este buen resultado. Sin duda, el Plan Pive 8 y la mejora económica son claramente dos aliados para continuar liderando el crecimiento en Europa.

La mayoría de los informes económicos de España señalan al sector del automóvil como uno de los grandes impulsores del consumo interno. El potencial de crecimiento de nuestro mercado, tanto por renta per cápita y grado de motorización, como por desarrollo económico del país, debería permitir un crecimiento sostenido en los próximos meses.

No obstante, el clima de confianza del consumidor sigue siendo sensible. Por ello, un crecimiento continuado del mercado del automóvil, que tiene un efecto tractor sobre otros doce sectores económicos, consolidará un crecimiento más sostenido y equilibrado.