El periodista Jorge Palacios, a través de su blog personal, nos indica que Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) ha autorizado la compra de la norteamericana TRW Automotive por la alemana ZF Friedrichshafen, de la que nacerá el segundo proveedor mundial de equipos y componentes para el automóvil, por detrás de Bosch.

 

Sin embargo, la FTC exige a ZF que se desprenda de los intereses de TRW Automotive en el campo de los tirantes y las suspensiones, tanto en Norteamérica como en Europa.

Ahora, conseguida la luz verde condicional de la FTC, la compra, anunciada a finales de agosto de 2014 y que costará a ZF 12.400 millones de dólares (poco menos de 11.000 millones de euros al cambio actual), sólo tiene que lograr el beneplácito de las autoridades antimonopolio mexicanas, por lo que se espera que pueda cerrarse por completo a finales de este mismo mes.