La Federación de Empresarios del Metal (Fedeme), remitió al Ayuntamiento de Sevilla, concretamente al Área de Seguridad y Movilidad de este consistorio, un escrito de alegaciones al borrador de la Ordenanza de Circulación para la ciudad que se tramita actualmente.

Mediante dichas alegaciones, Fedeme persigue poner de manifiesto su disconformidad con algunas de las disposiciones que se contemplan en dicho texto, al considerar que no amparan suficientemente los intereses de algunos de los subsectores económicos que representa esta federación.

En lo que respecta al sector de concesionarios de motocicletas y ciclomotores y en relación al acceso, circulación y/o estacionamiento en las zonas de tráfico restringido y zonas de especial restricción al tráfico, como es el caso del casco histórico de la ciudad, la federación expresa que la normativa no contempla prerrogativas para motocicletas y ciclomotores explícitamente, por lo que se solicita que se autorice de forma expresa la circulación y aparcamiento de este tipo de vehículos.

Respecto a la regulación de las zonas avanzadas de espera (en semáforos), la Ordenanza únicamente prevé esta figura para las bicicletas, por lo que se reivindica también su reconocimiento para motocicletas y ciclomotores.

Por otro lado, Fedeme también solicita que, junto a la figura del ciclomotor, se incluya a la motocicleta en la relación de vehículos a los que se les permita circular por arcenes.

De igual forma, en lo que respecta a los carriles reservados, Fedeme reclama que se cumpla con la obligación ya existente de señalizar al comienzo de los mismos qué vehículos pueden circular por ellos, permitiéndose en todo caso la circulación de motocicletas y ciclomotores por este tipo de carriles.

Igualmente, Fedeme pide, para este sector, que también las motos resulten promocionadas con las bonificaciones fiscales que el texto de la Ordenanza prevé inicialmente sólo para el vehículo eléctrico, dadas las importantes ventajas medioambientales que representan.

En el ámbito del estacionamiento, la federación reclama que motocicletas y ciclomotores tengan la posibilidad de estacionar también en los lugares de aparcamiento destinados a turismos, ya que al tratarse técnicamente de automóviles deben contar con las mismas ventajas que cualquier tipo de vehículo que tenga esta consideración.