El fabricante estadounidense de componentes para vehículos Federal-Mogul retornó en 2013 a los 'números negros', al lograr un beneficio neto atribuido de 41 millones de dólares (29,9 millones de euros al cambio actual), en comparación con las pérdidas de 117 millones de dólares (85,4 millones de euros) del año anterior. Según informó la empresa en un comunicado, esta vuelta a los beneficios durante el año pasado fue consecuencia de la mejora de su rendimiento operativo, así como del incremento de las ventas derivado del crecimiento de producción de vehículos.

Federal-Mogul cerró el año pasado con un volumen de ingresos de 6.786 millones de dólares (2.763 millones de euros), lo que se traduce en un incremento del 5,3% en comparación con la facturación contabilizada en el año precedente. En el último trimestre de 2013, el fabricante de componentes registró unas pérdidas netas atribuidas de 19 millones de dólares (13,8 millones de euros), lo que supone dividir por más de cuatro los 'números rojos' del mismo período de 2012.
Entre octubre y diciembre del ejercicio pasado, la empresa con sede en el Estado de Michigan facturó un total de 1.694 millones de dólares (1.236 millones de euros), un 10% más respecto a los datos del mismo trimestre del ejercicio precedente.