Ford siempre ha sido una marca de vehículos preocupada por la posventa. Ya en su momento lanzó Motorcraft como red, hoy convertida en un paraguas de todos aquellos recambios y servicios más económicos y accesibles, destinados a conquistar a los clientes con vehículos de mayor edad. Pues bien, ahora ha dado un paso más y, al igual que hizo renault con Motrio o PSA con Eurorepar Car Services, lanza en España Ford Quick Lane, una red de talleres que está presente en más de 25 países.

La apuesta por esta nueva red se debe a la búsqueda de una mayor cercanía con el conductor de vehículos Ford y del resto de marcas, puesto que se trata de una red de talleres especializada en mantenimiento, mecánica rápida y multimarca. Con Quick Lane, se busca una mayor capilaridad de cara al usuario: "Estamos comenzando a incorporar e identificar los primeros talleres de nuestra red Quick Lane. "Es una enseña de talleres más enfocados a la mecánica rápida y destinados a aumentar nuestra capilaridad y dar opción a talleres más pequeños. Buscamos talleres que se encuentren al menos a 20 minutos de un concesionario Ford y en localidades y núcleos -urbanos, pero sobre todo rurales- donde no tengamos representación. Hemos fijado unos requisitos mínimos y estándares y proporcionamos al taller imagen, formación, herramientas, equipamiento...", ha explicado Javier Pardeiro, director de Posventa de Ford, a Posventa.info en una entrevista que saldrá en el próximo número (251) de la revista Talleres en Comunicación.

Según detallan desde la marca del óvalo, "las ventajas son múltiples para el taller asociado y para el propietario del vehículo: la presencia de Ford se manifiesta en forma de una calidad de servicio basada en sus procesos; y habrá nuevas y mejores sinergias de comunicación y de formación, pues los talleres y mecánicos contarán con los cursos de capacitación; y los servicios con los que Ford dota a su red de talleres oficiales".

En la actualidad ya están operativos los primeros talleres de la red Ford Quick Lane, y se espera que para final de año haya unos 60 centros nombrados. Estos estarán centrados en el entorno rural y contarán con las últimas tecnologías de diagnosis y reparación para atender las necesidades de cualquier cliente, al mismo tiempo que los mecánicos estarán formados en la última tecnología del mercado.

Motorcraft se mantiene como una gama de productos, que se comercializará en los talleres y establecimientos autorizados. Diseñados, desarrollados y producidos con la última tecnología, se posicionan como una atractiva opción en las operaciones de reparación y en las actividades de mantenimiento a realizar en el vehículo.

La nueva red de talleres Ford Quick Lane llega con un gran número de campañas y programas de mantenimiento en su puesta en funcionamiento.