Antonio Garamendi, nacido en Vizcaya en 1958 y hasta ahora presidente de Cepyme, fue el único empresario que presentó su candidatura para presidir CEOE, siendo finalmente nombrado por aclamación en la Asamblea Electoral, celebrada el 21 de noviembre en Madrid.

Para Ganvam, la presencia de Garamendi como presidente de la CEOE permitirá seguir avanzando en los retos a los que se enfrenta el sector. En concreto, Ganvam siempre ha encontrado en Antonio Garamendi “un apoyo en asuntos como la defensa de la unidad del mercado, el reconocimiento de Ganvam como la patronal de la distribución del automóvil, la digitalización o la necesidad de reformar el sistema impositivo del automóvil, entre otros muchos temas”.

Igualmente, la asociación “quiere agradecer a Juan Rossell y a todo su equipo directivo la gestión en los últimos años en el proceso de transición al futuro en la organización”.

Para Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam, “el nombramiento de Antonio Garamendi nos permitirá dar continuidad al clima de trabajo y entendimiento mutuo que Ganvam y CEOE han mantenido en los últimos años. Su trabajo al frente de Cepyme es el mejor aval para que la CEOE siga representando los intereses de las empresas españolas, que son también, obviamente, los de Ganvam”.