Aplaudimos la iniciativa del Gobierno vasco que pone en valor todas las tecnologías actuales sin limitaciones de tipo, apoyando la renovación del parque y eliminando de la circulación los vehículos más contaminantes y menos seguros”, ha destacado la directora general de Ganvam, Ana Sánchez, para añadir que “por fin, se realiza un plan para la renovación del parque sin penalizar las fuentes de combustión actuales y analizando en su conjunto toda la oferta, sin perder para ello el objetivo del vehículo de cero y bajas emisiones”.

Además, Ganvam subraya que este plan demuestra que para que las ciudades sean sostenibles, no es necesario demonizar ninguna tecnología que hoy se ofrece como solución de movilidad eficiente. La iniciativa “llega en el mejor momento, ya que hemos comenzado el año con datos negativos de mercado, efecto de la incertidumbre del consumidor motivada por mensajes no apropiados y contradictorios”, señala la directora general.

La asociación pretende que esta medida sea considerada como un modelo de referencia para que sea impulsada también en otras comunidades autónomas, así como por el Gobierno central, para que los criterios sean homogéneos en toda España y se garantice la unidad de mercado. Ana Sánchez precisa que para garantizar el éxito de este plan de incentivo a la compra “se tengan en cuenta también los vehículos seminuevos que cumplen perfectamente con la tecnología óptima para ser vehículo de bajas emisiones”.

Ganvam traslada al Gobierno vasco que al incluir el vehículo seminuevo en este programa de ayudas se permite a los propietarios de vehículos de más de diez años -que los mantienen con renta bajas- que puedan acceder al plan. De este modo, puntualiza Sánchez, “se incentivaría aún más el achatarramiento de los vehículos más viejos, más contaminantes y menos seguros, al tiempo de mostrar mayor sensibilidad con las familias que tengan menor renta disponible”.