La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios ha denunciado que el Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción no defiende una transición “planificada y justa” hacia la descarbonización en 2050, reservando el espacio que merecen los motores diésel y gasolina limpios del presente. Así, el documento no contiene, según Ganvam, “indicaciones expresas en relación a que las tecnologías ofrecidas actualmente cumplen perfectamente con los requerimientos de emisiones que se incluyen en este plan”. Además, “no elimina la incertidumbre del consumidor, al no presentar mensajes claros e inequívocos respecto de sus opciones de movilidad del presente y futuro”.

Por otra parte, la entidad cree que el documento no recoge “un plan decidido de achatarramiento que contemple una dotación presupuestaria creíble para los objetivos de rejuvenecimiento del parque y de reducción de emisiones que se pretenden”.

Ganvam reclama que este plan sea coherente con la Estrategia del Clima 2030 y con el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica anunciado por el Consejo de Ministros, para que todas las administraciones, tanto locales como regionales, se rijan por el mismo calendario, exigencias y compromisos. “De esta forma, tanto la industria como la distribución dispondrían de una hoja de ruta clara, concisa y estable”, añaden desde la asociación.

“Aunque Maroto ha señalado que este documento es el resultado del trabajo conjunto de toda la cadena de valor, no se establece ningún plan de apoyo concreto a la distribución y a la comercialización de los vehículos, ni tampoco líneas expresas de apoyo a la pyme y se pone en riesgo el futuro de estas empresas”, añaden desde Ganvam, que espera un posicionamiento claro del Gobierno en relación a las tres premisas que toda la cadena de valor del sector de automoción, incluyendo los agentes sociales, trasladó a representantes del Ejecutivo.

Por otro lado, la asociación valora que el documento siga abierto, teniendo en cuenta que, una vez hecho público, se ha incluido con posterioridad contenido en relación a la creación del grupo de trabajo para la revisión de distribución de automóviles. Por ello, Ganvam confía en que el Ministerio siga trabajando con toda la cadena de valor del sector hasta conseguir un plan que consolide el mercado interior y que asegure un futuro sostenible.

Ganvam solicita al Gobierno que sea capaz de desarrollar un plan de automoción “estable y real”, que sirva de hoja de ruta tanto a la industria como a la distribución y comercialización, y que cuente con el consenso de todas las fuerzas políticas para asegurar la continuidad en cualquier escenario político.