"El plan estratégico de Gecorusa que se paute a futuro, defenderá los intereses de todos sus componentes, en base a los criterios que permitan mejorar en funcionamiento y en profesionalidad operativa desde la central hacia sus socios". Esta es una de las frases más destacadas del comunicado que Ramón Otero, presidente de Gecorusa, ha remitido, poniendo luz sobre la salida de José Miguel Ibáñez de la gerencia del grupo.

Así, Otero explica la marcha de José Miguel Ibañez "que no continuará, por su propio deseo, siendo el gerente de nuestra central de compras, tal y como nos comunicó a través de burofax fechado en día 15 de mayo de 2012 y recibido por mí el 21 de mayo, por encontrarme fuera de España hasta esa fecha. Desde los primeros días de mes, José Miguel trasladó de manera informal, primero a José Luis García y posteriormente a mí mismo en un desplazamiento a Santiago de Compostela, este deseo al verse incapaz para seguir liderando un proyecto de futuro para la central".

Asimismo, el presidente de Gecorusa sale al paso de los rumores que situaban a Ibáñez fuera del grupo desde principios de año. "Esta decisión, según sus palabras, fue adoptada recientemente [...], y en todo momento nosotros abordamos con él directamente esta situación la cual siempre ha negado, y que tampoco fue citada ni en el transcurso de la reunión informativa celebrada con los socios el pasado 25 de abril en Madrid".

Asimismo, desde el grupo se reivindican ante socios y proveedores, señalando que "con el apoyo del Consejo y de todos los socios de la central, y habiendo pasado ya las mayores dificultades surgidas por el traslado de la sede de Bilbao a Madrid, Gecorusa tiene recorrido para realizar su labor a favor de los intereses de los socios que forman parte de la central y de los proveedores y colaboradores que nos apoyan". Refiriéndose al traslado, desde el grupo señalan que se realizó "buscando una mejora operativa", que "no ha sido fácil" y que "ha marcado la situación actual (a nuestro entender ilógica) del grupo".

Y este criterio es el que marcará el futuro de Gecorusa como grupo de compras del sector del recambio multimarca. "A partir de este momento, nuestra misión está centrada en llevar a cabo una transición de la gerencia ordenada y pautada por nuestros deseos y el interés de todos los que formamos parte de Gecorusa y seguir nuestra línea de trabajo, potenciando las relaciones de nuestros socios con los proveedores que en todo momento demuestran el empuje a nuestra central creando vías de negocio en el mercado del recambio del automóvil", apostilla Ramón Otero.