El Gremi de Talleres de Barcelona ha desarrollado a lo largo de 2020, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, tres proyectos de Dinamización, Formación y Digitalización, incluyendo el estudio Taller 2020, que se han aplicado en ayudar a los talleres a superar el reto social y económico derivado de la pandemia.

Los talleres estuvieron a disposición como servicio esencial durante todo el confinamiento, de acuerdo con el Estado de Alarma decretado. “A pesar de que su negocio se derrumbó casi el 90% en esos momentos, una amplia mayoría de las empresas resistieron el embate, en gran parte por los propios recursos complementados también con ayudas públicas, que el Gremio ha gestionado para los talleres que lo han necesitado”, aseguran desde la entidad.

En la desescalada y ya en la "nueva normalidad", los talleres están prestando un servicio de proximidad muy importante para preservar la movilidad segura y, al mismo tiempo, mantener las empresas y los puestos de trabajo, pero desde el Gremi advierten: “cuidado con el futuro, las cosas podrían ir a mal si no hay un apoyo más decidido a los talleres por parte de las Administraciones Públicas”.

En el estudio Taller 2020, desarrollado por encuesta a los talleres entre septiembre a noviembre, la entidad observa datos preocupantes: mientras las plantillas se han recuperado en un 97% de mediana, la facturación se ha quedado en sólo el 65%, con la consiguiente pérdida de rentabilidad de las empresas del sector. Además, el clima empresarial de los talleres está en compás de espera: un 72,8% espera mantener negocio, frente a un 19,1% que cree que podrá crecer, en la mayoría de los casos, para acercarse más a la facturación anterior.

De acuerdo a los mismos datos, el Gremi destaca el frenazo a los cambios tecnológicos en el taller, ya que un 73,1% de los talleres encuestados no va a hacer mejoras tecnológicas en el negocio en el próximo año. A pesar de la necesidad de más digitalización, adaptación a la electrificación y otras tecnologías de sostenibilidad de la automoción, impera la prudencia inversora entre los empresarios de taller. Además, en este estudio se ha evaluado el grado de satisfacción con las actuaciones del Gremi en apoyo de los talleres, siendo de valoración positiva o muy positiva en el 92% de los entrevistados.

Por otro lado, y en el ámbito de los tres proyectos de Dinamización, Formación y Digitalización, las actuaciones del Gremi han sido, en primer lugar, campañas informativas y de concienciación en redes sociales: Contacta con tu Taller de Confianza, Apúntate al GLP/GNC y @taller_digital. Se han dirigido a los usuarios de vehículos de motor para fomentar el mantenimiento, promocionar la profesionalidad y capacidad tecnológica de los talleres, así como la sostenibilidad de la movilidad privada. Las campañas se han difundido tanto en las fases de desescalada como en la nueva normalidad, con un impacto estimado de más de 500.000 usuarios de la demarcación del Gremi.

Ante la situación planteada en marzo, el Gremi ha transformado el programa de seminarios para talleres del formato presencial a virtual en todos los temas que no requieren manipulación física. El éxito de la formación “Innoaula” ha sido claro, según la entidad, ya que no sólo se han impartido los cursos previstos con gran seguimiento, sino que ha aumentado la participación de los talleres. Esta aceptación se ha corroborado también a través del estudio Taller 2020, donde el 90,6% de los entrevistados afirma preferir el formato virtual siempre que sea posible.

Respecto a la Digitalización de la Reparación, RMI y Electrificación, el Gremi ha avanzado en el desarrollo de herramientas online para el acceso ágil y productivo a la información técnica de los portales RMI de los fabricantes de vehículos, así como en orientar a los talleres en su adaptación a la electrificación. Y en cuanto a la presencia del Gremi en Internet, se han incrementado los contenidos de interés para los talleres y mejorado la navegación en su página web con un aumento significativo de visitas.