El presidente de Gretamur, José de la Cruz López, recomienda que el conductor debería incluir la revisión del vehículo en los gastos previstos para vacaciones. “Se puede poner en riesgo la vida de los ocupantes de un coche por no hacer una revisión adecuada”, advierte.

Asimismo, señala que “debemos ser conscientes que unas ruedas sin dibujo, una avería no detectada a tiempo o gomas defectuosa pueden arruinarnos el viaje en el que hemos pensado durante meses, o hacer que nos veamos envueltos en un accidente”.

La revisión del coche incluye el triángulo de seguridad, que afecta a frenos, amortiguadores y neumáticos, además de revisar las luces en uso y las de repuesto, comprobar los niveles de aceite y líquidos refrigerantes, junto a correas y manguito, al aire acondicionado y el buen funcionamiento del lavaparabrisas.

Desde Gretamur también se incide en tener en cuenta que el coche debe soportar en los viajes estivales mayor calor y peso, debido a un aumento del equipaje extra transportado.

Como medidas preventivas, aconseja al conductor que haga descansos cada dos horas, ir a una temperatura adecuada en el interior del vehículo y tener a mano el chaleco reflectante y los triángulos de seguridad.

El dirigente remarca que los usuarios pidan cita con semanas de antelación a la salida de viaje en su taller de confianza. “Es importante que la revisión del coche la haga un profesional cualificado, que esté dado de alta y nos entregue una factura con los servicios prestados”, concluye.