En una entrevista a ‘Coche Global’, el secretario de Industria en funciones, Raül Blanco, ha matizado la postura del PSOE. En su opinión, la transición hacia una movilidad sostenible no será posible si se hace “de golpe” y Blanco aboga por la utilización de todas las tecnologías, incluidas “las de diésel y las de gasolina”.

El secretario cree que el sector de la automoción se encuentra en constante “transformación”, de ahí la bajada de ventas de los últimos meses. “Hay que trasladar un mensaje de calma de que cualquier vehículo fabricado en España es una excelente opción de compra”, indica.

La transición hacia un modelo de movilidad descarbonizado tiene otro nombre propio, además de la gasolina y el diésel: los vehículos eléctricos, recoge Faconauto. Raül Blanco asegura que hay que potenciar las ventas de estos tipos de vehículos para que vayan aumentando su peso en el mercado. “El volumen no es el que sería necesario para ayudar a esas decisiones industriales, pero eso se irá acompasando”.

Para alcanzar ese peso en el conjunto del mercado, el responsable apunta hacia “reducir la media del parque automovilístico español” con la puesta en marcha de incentivos fiscales o planes de impulso.

Ante estos retos, el secretario de Industria indica que las elecciones y la falta de un Gobierno han provocado, por ejemplo, que el Plan de Automoción elaborado no se ponga en marcha. “Hay que trabajar en la línea de todo lo que incluye ese plan para desarrollarlo conjuntamente con el sector”.