El grupo de compra Pro & Car, fundado en 2.008, celebró su IV congreso anual en un complejo hotelero de Bétera (Valencia), el primero ante la prensa especializada del sector. Actualmente con 23 asociados repartidos principalmente por el arco mediterráneo, uno de los objetivos inmediatos es contar con presencia en el resto del país.

Sergio Salinas, gerente del grupo y administrador junto a su padre de una importante empresa de abrasivos, desveló que otro reto es cubrir prácticamente la totalidad del mercado mediante una extensa gama de ese producto, además de compuestos químicos y enmascarados de marca propia Pro & Car, dejando el segmento de pintura para más adelante “debido a su complejidad” (nuevas tecnologías fundamentadas en la base agua e innovadoras gamas).

En este sentido, tienen la intención de llegar a un acuerdo este mismo año, aunque siguiendo su misma filosofía, esa gama de pintura “sólo saldría al mercado con marca propia y con una relación calidad-precio muy atractiva”, descartando posicionarse como marca “premium”. No contemplan introducirse en la chapa, un proyecto a más largo plazo.

Creado en Valencia, Pro & Car pronto se expandió por el área del Levante, alcanzando los 23 asociados, 110 puntos de ventas y más de 100.000 m2 en instalaciones. La cifra ideal, comentó Salinas, serían 35-39 socios y en Madrid, una plaza relevante todavía vacante, deberían “contar con tres miembros o con uno grande que abarcara toda la zona, una opción más complicada”.

Objetivos más lejanos son llegar al mercado italiano y, posteriormente, al portugués, así como crear su propia red de talleres abanderados, idea que mostró con mucha ilusión.

Salinas, joven, atrevido, vitalista y con las ideas muy claras, quiso entonces enviar un mensaje a los futuros socios que estén interesados en formar parte de Pro & Car: “Si es para abaratar compras, se equivocan”.

“El grupo va a mucho más y en un futuro queremos negociaciones globales”, prosiguió el dirigente, que expuso seguidamente un significativo ejemplo: “Cuando contemos con 2.000 furgonetas de reparto (ahora poseen 451) podremos negociar las condiciones con las aseguradoras”. Asimismo, como dispondrán de una importante capacidad financiera podrán “decidir con qué banco trabajan”.

Finalizó el evento con unas ponencias a cargo de Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera; Álvaro Ibáñez, abogado director de Grant Thornton; y Miguel Juesas, gerente de Auto Recambios Segorbe.