El secretario general de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA ITV), Luis Rivas, advirtió que la intención del Gobierno de modificar el marco legal de las ITV provocaría una pérdida de independencia y de imparcialidad.

Rivas, que hizo estas declaraciones durante del Foro de Automoción organizado por Ganvam, respondió de esta forma a las declaraciones del vicepresidente ejecutivo de la asociación de fabricantes (Anfac), Mario Armero, que defendió la liberalización de este sector y que los concesionarios de automóviles puedan realizar las operaciones de inspección en sus propias instalaciones.

Ante esta petición, Rivas señaló que es una demanda histórica por parte de los fabricantes y vendedores de automóviles, y añadió que la desregularización de las ITV que se está impulsando desde el Gobierno representa "un ninguneo para este servicio público soberano", además de significar que algunas empresas pudieran revisar sus propios vehículos.

Afirmó, de igual modo, que los concesionarios y fabricantes están solicitando que estas inspecciones se hagan en sus instalaciones y no en centros creados para tal fin, así como que sólo sean a turismos y furgonetas, por lo que llevarían a cabo el servicio integral que están realizando las ITV en la actualidad.

"Se da el caso de que una empresa de transportes que adecuara sus instalaciones para realizar estas inspecciones podría autoinspeccionar sus propios vehículos, con el consiguiente peligro de ser juez y parte", sostuvo por último.