La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, junto a la vuelta al papel, solicitó también a la AEAT que instale puestos informáticos asistidos por personal de la agencia para ayudar y asesorar a los ciudadanos, así como que no sancione por incorrecciones hasta que no se garantice que el sistema funciona sin errores.

Becerril hizo estas peticiones a la Agencia Tributaria la pasada semana tras recibir quejas por la obligación de presentar la declaración del IVA de forma exclusivamente telemática, en las que los ciudadanos manifestaron que para poder cumplir con sus obligaciones tributarias necesitan medios que no están a su alcance, como ordenador personal, conexión a Internet o teléfono móvil, además de conocimientos de informática.

La Institución recibió, asimismo, quejas relativas a fallos en el sistema de presentación, problemas a la hora de descargar el programa y dificultades para solicitar información telefónica. Un hecho que la propia Institución ha comprobado tras realizar un simulacro para presentar este impuesto por Internet.

Según comunica la oficina de la Defensora del Pueblo, las denuncias contra el nuevo sistema provienen de ciudadanos que no están en condiciones o les resulta muy difícil hacer estos trámites por ordenador, bien por su edad o por el pequeño volumen de su negocio o trabajo, y les obliga a costear los servicios de un tercero para cumplir con su obligación fiscal.

La respuesta de la Agencia Tributaria fue un comunicado, el martes 11 de febrero, en el que señala que durante toda la campaña del modelo 390, que concluyó el pasado 30 de enero, se reforzó la información y asistencia en oficina, incluyendo en las dos últimas semanas un servicio de ayuda personalizada para los colectivos considerados más sensibles ante la obligación de presentación telemática.

Pues bien, este servicio de cita previa fue utilizado únicamente por un 21% de los contribuyentes, a los que este dispositivo tenía capacidad de atender.

La Agencia insiste también en que a lo largo del mes de diciembre remitió más de un millón de cartas informando a los contribuyentes sobre la obligación de presentación telemática y las distintas fórmulas que podían utilizar para cumplimentar y presentar sus declaraciones informativas.

Con el mismo objetivo y junto a la labor divulgativa de su página web (www.agenciatributaria.es), incluyendo folletos y vídeos explicativos, en los últimos meses la AEAT ha realizado cientos de sesiones informativas para asociaciones y colegios profesionales que ejercen la labor de colaboración social en la gestión tributaria.

Por otro lado y abundando de forma indirecta en la bondad de la obligación de la presentación telemática, la Agencia Tributaria comunica que la campaña de la declaración anual del IVA (modelo 390) concluyó con un total de 3.366 millones de declaraciones registradas, 249.000 más que el año pasado. Según la AEAT, más de 403.000 de estas declaraciones se realizaron con el nuevo sistema de firma electrónica 'PIN 24 horas'.

Por consiguiente, para la Agencia Tributaria todo son ventajas para el contribuyente. Así, gracias a la utilización de la vía telemática como fórmula habitual para la presentación de declaraciones, los procedimientos tributarios ganarán en seguridad y la Agencia Tributaria podrá avanzar en sus distintas labores de control.

Por una parte, y a diferencia de las presentaciones manuales, donde resulta necesaria una transcripción posterior, cuando el contribuyente realiza la presentación por vía telemática la información declarada se almacena sin riesgo de alteraciones.

Ello ofrece al contribuyente mayores garantías en cuanto a la integridad de su contenido y minimiza los riesgos de una suplantación de identidad, dado que se puede seguir con mayor certeza la trazabilidad de los trámites de presentación.

La vía telemática, del mismo modo, facilita a la Agencia Tributaria el control inmediato de las declaraciones, celeridad que en ocasiones resulta indispensable para una eficaz lucha contra el fraude fiscal, informa la AEAT.

Además, al disponer antes de la información necesaria para realizar sus comprobaciones, la Agencia también puede gestionar y tramitar con rapidez las devoluciones que correspondan en cada caso.

Mejora, por tanto, la asistencia al contribuyente.