La Asociación Abulense de Empresarios de Talleres de Reparación de Automóviles (Adetra) manifestó su preocupación por el aumento de talleres ilegales que desarrollan su actividad en la provincia. Según apunta su presidente, Félix Jiménez, este hecho podría estar detrás de la reducción de la actividad en el sector, que en el caso de Ávila ronda el 15% respecto a otros años.

Jiménez explica que esta situación "no es de hoy, pero desde que comenzó la crisis se ha acentuado, porque hay talleres que han tenido que despedir a trabajadores y estos han comenzado a realizar este tipo de declaraciones sin estar dados de alta y sin cumplir la ley".

Estas reparaciones de vehículos, se lamenta, las llevan a cabo normalmente en garajes o locales del propietario del coche o del que realiza la intervención, pero también hay quienes lo hacen en la calle y a plena luz del día.

La situación ha llevado a Adetra a denunciar públicamente los hechos, para "intentar que las autoridades tomen nota y actúen en consecuencia, ya que están perjudicando a los talleres de reparación de automóviles que sí cumplen la ley".

En este sentido, el dirigente señala que ya se ha denunciado en la provincia ante el Seprona para que vigile esas actuaciones. En Ávila capital por el momento no hay denuncia formal, pues como comenta, "aunque se sabe que existen estos talleres ilegales, todavía no hay pruebas suficientes".

También se está en contacto con el gestor de residuos que recoge las piezas de los talleres, porque "se trata de una vía interesante para ver si esas personas que realizan esas reparaciones están dadas de alta: si no lo están deben echar las piezas en cualquier contenedor no preparado para ello y estarán incumpliendo también la normativa medioambiental".

Frente a esta problemática, Adetra recuerda a los automovilistas que acudir a talleres legales es una garantía no sólo de respeto a los derechos de los consumidores, sino de contribución a la seguridad vial, pues los que operan al margen de la legalidad carecen de los recursos necesarios para atender correctamente las necesidades del vehículo, y no sólo en lo que respecta al equipamiento y herramientas, sino también a la formación

"Además, al reparar el coche en un taller de dudosa legalidad se pierde el control sobre las piezas utilizadas en el arreglo", concluyen.