La Comisión Europea investiga a más de 70 empresas proveedoras del sector del automóvil por presunta concertación de precios, reveló el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

"Es increíble lo que ocurre en la industria del automóvil", subraya Almunia, quien avanza que en los próximos meses se completarán algunos procedimientos abiertos.

El pasado mes de julio la CE ya impuso una multa de 141 millones de euros a cinco proveedores (Sumitomo, Yazaki, Furkawa, S-Y Systems Technologies (SYS) y Leoni), todos ellos especializados en cables electrónicos para vehículos por su participación en cinco cárteles en el mercado del suministro de este componente.

Según señala Almunia se investiga a más de setenta empresas, pero son más de 100 las piezas que podrían estar afectadas por la presunta concertación empresarial para fijar los precios.

Es altamente probable, explica, que los precios pactados artificialmente eleven los costes de las empresas del automóvil y repercutan en el precio que paga al comprador final.