La Comisión Europea (CE) ha multado las empresas Behr, Calsonic, Denso, Panasonic, Sanden y Valeo con un total de 155 millones de euros por participar en cuatro cárteles relativos al suministro de sistemas de control de climatización y de refrigeración de motores a los fabricantes de automóviles en el Espacio Económico Europeo. Los seis proveedores han reconocido su participación en los cárteles y han acordado resolver el caso, informa la CE en un comunicado.

La coordinación entre las empresas se llevó a cabo en reuniones trilaterales en Europa en uno de los cárteles, y a través de otros contactos colusorios en Europa y Japón a través de reuniones bilaterales, por correo electrónico o por teléfono.

Según la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, “a pesar de que los componentes del aire acondicionado y refrigeración no son algo que se vean como productos (...), en este caso es posible que también se haya sentido en su cartera. La decisión de hoy subraya que no aceptamos los carteles que afectan el mercado europeo, sin importar dónde o cómo puedan estar organizados”.

Panasonic es la única de las seis compañías que no tendrá que abonar ninguna multa dado que la entidad japonesa fue la que desveló la trama, mientras que las sanciones van para la empresa alemana Behr, que tendrán que pagar 65,1 millones de euros; Sanden, 64,6 millones; la francesa Valeo, con 26,8 millones; Calsonic, con 1,75 millones; y Denso, por valor de 322.000 euros.

Las empresas se han beneficiado de una disminución del 10% en la sanción por colaborar en la investigación emprendida por la Comisión Europea.