En los meses de marzo y abril, el Servicio Territorial de Industria en Segovia ha llevado a cabo 38 inspecciones, en 13 establecimientos de la capital y 25 de la provincia. El objetivo primordial de la campaña ha sido controlar la actividad industrial y prestación de servicios en los talleres mecánicos para garantizar la seguridad y los derechos de los consumidores de la provincia.

El objetivo de esta campaña ha sido velar por el rigor en el cumplimiento de la normativa que regula la actividad industrial a la que se dedican los talleres de reparación de vehículos, con el fin de garantizar la seguridad y la prestación de un correcto servicio a los consumidores de la provincia, además de controlar la existencia de posibles talleres clandestinos.
Durante la campaña se ha contado con la colaboración de la Policía Local y la Guardia Civil. En las visitas de inspección realizadas se detectaron faltas en 20 establecimientos, que ya han subsanado las deficiencias observadas. Otros 6 talleres de reparaciones han sido objeto de medidas correctivas a causa de faltas relacionadas con la seguridad y los derechos de los consumidores, que en un caso, por su gravedad, obligaron al cierre del taller.
Los fallos más comunes detectados en los talleres de reparación de vehículos tienen que ver con la inscripción del establecimiento en el Registro Integrado Industrial. En ocasiones el taller se ha inscrito de forma parcial sin especificar todas las actividades que desarrolla, que pueden ser: mecánica, electricidad, carrocería y pintura.