La Guardia Civil ha denunciado, tras una investigación realizada por el Seprona en el mes de junio, un taller mecánico de automoción ilegal que operaba en la localidad soriana de Arcos de Jalón.

 

La Subdelegación del Gobierno de Soria, por parte de la Paprona (Patrulla de Protección de la Naturaleza) de Almazán sorprendió a F.G.R. y a M.A.G.P. reparando un vehículo, quienes al ser requeridos para que presentaran las autorizaciones pertinentes manifestaron que carecían de ellas.

Por ello se procedió a denunciar al propietario por tres infracciones al RDL 5/2000 de texto refundido de la Ley sobre infracciones y sanciones en el orden social, por no estar dado de alta en la Seguridad Social un trabajador de taller mecánico ni la empresa y por no estar dado de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

Además, se puso en conocimiento del Servicio de Industria, Comercio y turismo de la Junta de Castilla y León en Soria, cuatro infracciones a la Ley 21/92 de industria (RD 455/2010) por no disponer de medios técnicos necesarios para realizar su actividad en condiciones de seguridad, carecer de estudio técnico que incluya la relación detallada de los útiles, equipos y herramientas, carecer de proyecto técnico un taller y por no realizar declaración responsable de la actividad de taller mecánico.

También se denunció por infracción a la Ley 11/2003 de prevención ambiental en Castilla y León por poner en marcha una actividad sujeta a autorización si haber realizado la comunicación previa.