La Guardia Civil ha denunciado a un hombre de 45 años de edad como responsable de un taller ilegal ubicado en una localidad del Alfoz. En el interior del local se realizaban trabajos de reparación de vehículos, careciendo de toda clase de permisos y autorizaciones para legalizar el negocio, según recoge una información de BurgosConecta.es.

Tras conocer la ubicación, una patrulla del Seprona se entrevistó con la persona que en ese momento se encontraba trabajando dentro e hizo una inspección al establecimiento, comprobando que se encontraban dos vehículos en proceso de reparación y que pertenecían a terceros propietarios.

El local estaba dotado y acondicionado de la instrumentación y maquinaria profesional necesaria, que ponían de manifiesto que se realizaban trabajos compatibles con los de un taller profesional. Al ser requeridas al responsable las autorizaciones y licencias necesarias para realizar la actividad y apertura del negocio, así como para la gestión de los residuos, no presentó ninguna documentación que acreditase la lícita actividad, por carecer de ellas.