La Guardia Civil de Huesca ha denunciado al propietario de un taller de reparación de automóviles por no poseer las autorizaciones o licencias necesarias para ejercer la actividad. Dentro de las operaciones para reducir la siniestralidad, el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico realiza inspecciones periódicas para evitar la proliferación de talleres ilegales, regentados por personas con conocimientos de mecánica, pero que ejercen la actividad sin autorización, informa el periódico Heraldo.

Tras localizar e inspeccionar la nave donde se ubicaba el taller ilegal, la Guardia Civil confirmó que estaba totalmente acondicionado para la reparación de automóviles, con numerosas herramientas e instrumentos profesionales para ejercer la actividad, incluyendo un elevador y un compresor. En el interior se encontraron un camión grúa, ocho turismos, un quad y un ciclomotor, siendo sorprendido el propietario del taller realizando un cambio de aceite de motor a uno de los turismos.

El propietario no pudo aportar documentación alguna que acreditase que se encontraba ejerciendo la actividad de forma legal, por lo que se procedió a formular acta-denuncia que fue remitida a la autoridad competente.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Talleres de reparación de Vehículos, Carlos Bistuer, ha lamentado la presencia de talleres ilegales como el que se ha detectado en la comarca de la Hoya, ya que considera que supone un problema de competencia desleal, pero sobre todo de seguridad. En declaraciones a Radio Huesca, Bistuer indicaba que la competencia desleal es el menor de los problemas, ya que al conjunto de la sociedad debe preocuparle la falta de seguridad que el trabajo realizado en talleres ilegales supone para todos.

A pesar de la noticia, la provincia de Huesca es la que menos irregularidades y problemas de este tipo tiene en el ámbito nacional. En el Alto Aragón hay unos 320 talleres de reparación de vehículos, de los que 305 están afiliados y cumplen escrupulosamente con la ley.

(Foto: Guardia Civil).