Con motivo de la asamblea general de Clepa (Asociación Europea de Proveedores para Automoción), Sernauto (Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción) ha organizado una jornada de automoción bajo el título "La industria española de automoción en un mercado global". En dicha jornada se ha hecho un repaso a las dificultades con que se encuentra la industria para afrontar los retos del futuro.

Temas como la calidad, la internacionalización o la I D i han sido claves durante una jornada en la que se ha analizado a través de las empresas los retos y dificultades con los que se encuentra el sector de componentes y la industria en general en nuestro país, a nivel europeo y global. La jornada contó con la participación del secretario general de Industria y de la Pyme, Luis Valero.
El acto contó con representantes de empresas como Gestamp Automoción, Zanini Auto Group o Robert Bosch España quien, a través de su presidente Frank Seidel, destacó su vocación innovadora.
Esta jornada también contó con la presencia de los fabricantes de automóviles, principales clientes de estas empresas. En esta ocasión fue Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, quien destacó la relevancia de la jornada. "Es un acto que refuerza la visibilidad internacional de nuestro sector". Respecto a la posibilidad de que en España se produzcan 3 millones de vehículos como consta en el plan estratégico de Anfac, Armero recalcó, "lo podemos hacer, España tiene capacidad para ello, ahora estamos construyendo el presente pero también queremos proyectar el futuro. Hablar de industria es, en definitiva, hablar de calidad de vida" Sin embargo, para atraer nuevas inversiones a nuestro país pidió nuevas reformas y un Plan Integral de Automoción que combine todas las medidas que afecten a la competitividad del sector. "Actualmente el sector depende de competencias que implican a nueve ministerios del actual gobierno y al igual que en Europa aquí sería necesaria una simplificación de las actuaciones".
En su intervención también quiso dejar patente que "la industria de componentes instalada en España representa una oportunidad industrial de primera línea. Las cifras que la representan son muy significativas. Es generadora de riqueza y desarrollo económico" y también quiso dar las gracias a Sernauto como organizadores del evento.