“La innovación en la automoción en España” ha sido el lema del XXI Forum de la Automoción Española organizado por la Asociación Española de Profesionales de Automoción (Asepa), en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales. Lo abrieron Francisco Aparicio, presidente de Asepa; José Portilla, director general de Sernauto; y José María López, director del Insia. En su intervención, José Portilla mencionó a empresas como Microsoft o Telefonica como proveedores de automoción, con los que hoy todos debemos contar y que subrayan el cambio de la industria en estos últimos años.

Moderada por José Portillo, la mesa redonda “Innovación y diseño en automoción” se abrió con la intervención de Juan Carlos Merino, director general de Cidaut, que se centró en la importancia del factor coste en la consolidación de la utilización de nuevos materiales en la automoción.

Por su parte, Luis Ángel Leal, responsable de investigación de producto del Grupo Antolín, habló sobre cómo impactarán los cambios en la movilidad sobre el interior de los vehículos, además de señalar cuatro impactos que transformarán los interiores: el vehículo compartido, autónomo, el conectado y el eléctrico.

Un impacto que, por ejemplo, en el caso del vehículo compartido traerá de la mano un uso más intensivo y, por ello, demandará para los interiores materiales más resistentes y autolimpiables. Por otro lado, es de prever que, en paralelo, aparezca una mayor demanda de personalización buscando la diferenciación con nuevos materiales y superficies decorativas.

Para Ricardo Olalla, responsable de Mobility Solutions en Bosch, la combustión interna va a ser todavía importante en las próximas décadas. Encuentra todavía grandes posibilidades de mejora tanto en la combustión como en los combustibles, a lo que se suma la presión de los mercados mundiales en vías de desarrollo que buscarán las soluciones más baratas.

Ricardo Olalla se mostraba conforme con Luis Ángel Leal en que el vehículo autónomo, en los niveles 4 y 5, tardará en llegar como realidad a nuestras carreteras, aunque sí será una realidad en entornos de circulación controlada. En lo referido al vehículo eléctrico Bosch está desarrollando baterías para motores de baja demanda como los de los scooters y las bicicletas eléctricas. Para el desarrollo industrial por parte de los grandes fabricantes de baterías de automoción, faltan todavía pasos en el desarrollo tecnológico previo.

Finalmente, Francisco Pairy de la UPV y José María López, del Insia, analizaron las posibilidades técnicas en el desarrollo de motores de combustión interne, vehículos híbridos, hidrógeno y eléctricos que convivirán entre sí, tal y como presagia Ricardo Olalla.