­Un total de 586.347 vehículos pasaron el año pasado por las siete estaciones de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) ubicadas en la provincia de Málaga, cifra que supone un incremento del 6,5% respecto al año anterior.

En este sentido, según datos facilitados por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a través de Verificaciones Industriales de Andalucía SA (Veiasa),  144.197 de esos vehículos fueron rechazados, lo que supone que el 24,59% no lograron superar la inspección a la primera, porcentaje superior al 23,61% de la media andaluza.

Los síntomas del envejecimiento del parque malagueño siguen aflorando, si se tiene en cuenta que en las revisiones se detectaron 308.967 defectos graves, que tuvieron que ser reparados para superar la inspección, y otros 354.663 leves.

Además, a las primeras inspecciones hay que añadir 145.015 segundas o sucesivas inspecciones realizadas al no haber superado la primera. Esto, según las estadísticas, hace un total de 731.362 inspecciones realizadas durante el 2013 en la provincia de Málaga.

El grupo más numeroso de vehículos inspeccionados fueron los turismos, con 410.632 revisiones, representando el 70% de las inspecciones. Le siguieron los vehículos de transporte de mercancías de hasta 3.500 kilos (18%) y las motocicletas-ciclomotores (7%).

El apartado donde se encontraron más defectos graves fue en el alumbrado y señalización, con un 23%, por delante de los problemas con los neumáticos, ejes y suspensión, con un 22,6%. Complicaciones con los frenos (14,6%) y las emisiones contaminantes (10,1%) son los siguientes más comunes.

Por estaciones, la ITV donde más inspecciones se realizaron fue la de Málaga-Guadalhorce, con 238.021 inspecciones, seguida de Málaga-El Palo, con 86.242; y Algarrobo, con 68.094 inspecciones. Marbella (56.188); Estepona (52.349); Antequera (48.040); y Ronda (37.413) completaron la lista.