La unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha interpuesto denuncia contra 16 talleres de reparación de vehículos ubicados en dos polígonos industriales de Granada que carecían de la autorización administrativa necesaria para realizar esa actividad.

Esta intervención forma parte de la campaña de inspección de talleres clandestinos ubicados en polígonos industriales de la provincia puesta en marcha a raíz de las denuncias presentadas por profesionales del sector con la colaboración de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación.

Los talleres denunciados no poseían licencia para la reparación de vehículos, lo que supone una competencia desleal para los establecimientos autorizados. Tampoco tenían dados de alta en la Seguridad Social a sus trabajadores, incumplían las medidas de seguridad obligatorias y no realizaban una gestión adecuada de los residuos tóxicos y peligrosos (líquidos y aceites de motor).

Asimismo, no pagaban las tasas y los impuestos correspondientes y vulneraban los derechos de los consumidores.

Indicar que Granada fue, con 52 inspecciones, la tercera provincia andaluza con un mayor número de actuaciones de estos agentes en talleres mecánicos, después de Almería y Sevilla.