La rentabilidad de los concesionarios se sitúo en el 0,6% durante el primer semestre del año, invirtiendo la tendencia negativa registrada en el mismo periodo del año anterior, cuando se retrocedió hasta el -0,7%, según refleja el 'Informe Rentabilidad de las Redes de Distribución' elaborado por Snap On Business Solutions para Ganvam.

 

Las previsiones apuntan a que las redes oficiales cerrarán el año con un crecimiento cercano al 1%, cuando hace apenas dos años, seis de cada diez estaba en situación de pérdidas.

Ganvam atribuye esta mejora al esfuerzo que han venido realizando los concesionarios en estos últimos años para redimensionar sus estructuras - lo que les permitió también rozar el breakeven al cierre de 2013 -, unido al impacto positivo de las distintas ediciones del Plan Pive sobre las ventas de vehículos nuevos, que encadenan ya catorce meses de subidas ininterrumpidas.

De hecho, en un análisis por áreas de actividad, las ventas de vehículos aportaron el 46% de la rentabilidad al concesionario hasta junio, lo que supone nueve puntos porcentuales más que el año pasado.

Sin embargo, el mérito no es únicamente del vehículo nuevo. Para alcanzar estos resultados fue decisiva la contribución del mercado de ocasión, que se consolida como solución de movilidad y deja ya un 9,1% de margen bruto en cada operación.

Por su parte, la aportación del área de posventa (taller y recambio) al resultado de los concesionarios se redujo nueve puntos porcentuales, hasta situarse en el 54% actual, debido a que su actividad continúa lastrada por la antigüedad del parque - un coche viejo pasa menos por el taller y sus reparaciones son de menor importe - y la competencia desleal de los talleres ilegales, que concentran ya el 20% del total de operaciones en territorio nacional.

Esta proliferación de talleres pirata impacta especialmente en el área de recambios, que redujo su peso en siete puntos porcentuales en el primer semestre. Esto explica que en los últimos cinco años el volumen de actividad de las redes oficiales haya experimentado un descenso del 25%, principalmente, en aquellas relacionadas con carrocería y mantenimientos.