La Unió d'Empresaris d'Automoció de Catalunya celebró el pasado 8 de mayo su asamblea general anual con la presencia de un elevado número de asociados.

Presidida por Domingo Comas, máximo representante de la entidad, la reunión comenzó con la bienvenida del secretario general, Carles Torras, quien dio seguidamente la palabra a Josep Villagrasa, tesorero de la asociación, que expuso cuentas del gremio en 2013 y presentó el presupuesto para el año en curso. Todo ello fue aprobado por unanimidad.

A continuación, Torras relató el informe de gestión con las actividades realizadas por la Unió en los últimos meses. En su intervención destacó la activa actuación y los buenos resultados conseguidos por la entidad frente al grave problema de los talleres ilegales.

El secretario general insistió que este mismo asunto continuará siendo una de las principales prioridades de la Unió d´Empresaris d´Automoció hasta que se consiga erradicar el problema.

De igual forma, Torras pasó revista a otras preocupaciones de los empresarios en el momento actual, con especial relevancia a la novedad que supone para los talleres la aplicación del impuesto especial sobre gases fluorados en las cargas de aire acondicionado 134a desde el pasado 1 de enero.

Como primicia, trasladó a los asociados presentes la respuesta recibida de la Agencia Tributaria a través de Conepa, en la que se indica que en las operaciones realizadas con gas adquirido antes del primero de enero no se deben repercutir el impuesto, puesto que el material adquirido hasta ese momento no se gravó con la nueva carga impositiva.