La Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Unión Europea sigue con detenimiento la evolución del automóvil en lo referente a la conectividad y a la aplicación de la telemática al diagnóstico y a la reparación de vehículos.

 

De este modo lo confirmó Philippe Jean, jefe de Unidad del Automóvil, a Ramón Marcos, presidente de Conepa, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, en respuesta al envío de un mensaje el pasado enero en el que la organización representante de los talleres mostraba su preocupación por las consecuencias de la conectividad vehículo-conductor-terceros en el mercado de la posventa, sobre todo en lo referente a posibles trabas para la libre elección de taller por parte de los automovilistas.

Así, la Dirección General adelanta a Conepa que precisamente esa preocupación compartida fue uno de los motivos del estudio encargado a la consultora Ricardo-AEA el año pasado sobre la situación real del acceso a la información técnica de los automóviles en todo el contexto de la Unión Europea.

De hecho, las recomendaciones del mismo inciden en la importancia de garantizar a todos los talleres la posibilidad de competir en el mercado de los servicios posventa. En el mismo se incide en que ese objetivo no sólo es bueno en lo referente a los talleres independientes, sino que lo es también para el estímulo del multimarquismo en las redes oficiales.

Ese mismo estudio, en el que Conepa ha colaborado, servirá de base para redactar un informe que la Comisión Europea tiene previsto transmitir al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE antes de que finalice el primer semestre de este año. La Dirección General promotora no descarta que pudiera procederse a una modificación de la legislación existente en esta materia debido al progreso técnico de los vehículos.

Ante la petición de estándares comunes para los dispositivos electrónicos de los vehículos conectados, Philippe Jean comunica a Conepa que CEN/CENELEC está ya llevando a cabo tareas de normalización en el ámbito del acceso a la información técnica por mandato de la Comisión Europea. Se calcula que podrían ser publicados antes de que finalice el año en curso.

"Estamos satisfechos porque comprobamos que nuestra preocupación es compartida por las autoridades europeas y que éstas ya están trabajando para garantizar también en el futuro un mercado posventa abierto y competitivo", señala Marcos, quien recuerda también que, no obstante, el plan de comunicación institucional sobre este tema sigue en marcha.