A pesar que la mayoría de conductores asegura que revisa los componentes del vehículo más accesibles (presión, estado de los neumáticos o escobillas limpiaparabrisas), la realidad - lamenta la revista Tráfico y Seguridad en un artículo que les adjuntamos - es que un elevado número de usuarios espera llevarlo al taller para realizar el mantenimiento y descuida de este modo la revisión de elementos como los niveles de aceite, escobillas, líquido limpiaparabrisas, etc.

 

Asimismo, se calcula que casi el 30% de los vehículos que acuden a un taller tras un siniestro tenían los neumáticos en mal estado. También la mayor parte de los conductores desconocen cuál es el mantenimiento correcto que se debe realizar al vehículo.

Por otro lado, recordemos que todavía no hay fecha oficialmente fijada para la repetidamente anunciada campaña de vigilancia sobre el mantenimiento del vehículo, aunque en este mismo portal avanzábamos la posibilidad de que diera comienzo el próximo 6 de julio. Se trata, sin duda, de una unánime reivindicación del sector de la posventa automoción.

Les adjuntamos, del mismo modo, un cuadro relevante sobre las deficiencias en el mantenimiento del coche, un estudio centrado en el estado de los principales componentes de seguridad de 710 coches auditados que visitaron el taller para realizar alguna reparación relacionada con un siniestro.