El volumen de reparaciones descendió un 7,7% en 2013 en Canarias debido a la aceleración del envejecimiento de su parque automovilístico, donde el 55,3% de los vehículos tiene más de diez años, indica el informe Presente y futuro de la posventa en las Islas, presentado por la consultora experta en valoración de siniestros Audatex en la Feria Boulevard Motor 2014. 

 

 

El estudio - realizado a partir del análisis de más de 4,2 millones de valoraciones de siniestros - muestra un envejecimiento del parque canario por encima de la media nacional (50%), agravado no solo por el déficit de matriculaciones, sino también por la renta per cápita de la comunidad que es, junto con Extremadura, la más baja del país. 

 

Debido a este envejecimiento y al hecho de que son los vehículos de más edad los que menos visitan el taller, los principales indicadores del sector posventa del archipiélago evidencian cómo apenas el 13% de los vehículos de más de diez años acudieron al taller en 2013, muy lejos del 24% de vehículos de menos de cinco años. 

 

En el resto de España los datos son ligeramente más elevados, con un 14% y 28,6% de reparaciones entre los vehículos veteranos y los de menos de cinco años, respectivamente. 

 

Por tanto, la menor proporción de reparaciones de los coches ‘mileuristas' está detrás de gran parte de la pérdida de actividad e ingresos de los talleres, lo que ha influido en la caída del 11,5% en la facturación de carrocería, que se situó en los 160,7 millones de euros, ya que las reparaciones de los vehículos de mayor edad suelen limitarse a las imprescindibles: las averías mecánicas. 

 

Además, si se analizan las reparaciones por tramos, se observa que las de los vehículos de más edad no suelen superar los 1.200 euros por siniestro, por lo que apenas suponen el 43% del negocio, mientras que los vehículos más jóvenes - dotados de mayor tecnología y equipamiento - dejan el 57% de los ingresos con reparaciones por encima de ese importe, por lo que resultan más rentables para el taller.