Carmelo Pinto, director general del grupo, comenzó su intervención presentando al nuevo socio de Serca en Cartagena, Repuestos Hubri, y expuso que el sector caerá en 2013 entre un 6-7%, con una bajada acumulada en los últimos cinco años de más del 20%. "Pese a ello, el canal multimarca representa el 51% de las ventas frente al canal marquistas, cifra que sube hasta el 70% en mecánica, pero que en carrocería baja muchísimo", apuntó.

Pinto defendió la necesidad de combatir los talleres ilegales, que en algunas zonas suponen hasta el 20% del total.  Aludió también a los impagados, para lo cual desde el grupo se ha contratado una empresa para tratar de minimizarlos. "El cliente busca precio y no hay más remedio que aceptarlo, aunque no nos guste. Y nosotros tenemos que ser competitivos, pero con buen producto y calidad", apostilló.

El máximo responsable del grupo puso énfasis en los costes que suponen los constantes pedidos del taller debido a una falta de organización. Habló seguidamente de la necesidad de formación y de las garantías, explicando que el grupo tiene un acuerdo con la alemana Dekra para peritar problemas de las piezas en garantía y agradeciendo a los proveedores que muchas veces aceptan estos componentes.

"El año pasado se creció un 4% y este año Serca espera crecer por encima de esa cifra, pues hay socios que están creciendo por encima", indicó. Arengó entonces a los socios del grupo a que dispongan del stock adecuado, a que tengan un servicio excelente, que formen a su equipo humano, dispongan del programa informático, mantengan el margen - si se puede y, si no se puede, se erradiquen los gastos innecesarios -, sigan invirtiendo -incluyendo nuevos puntos de venta - y, sobre todo, "trabajen, trabajen y trabajen".

Respecto a los proveedores, el dirigente destacó que la mayoría de ellos han mejorado el servicio y catálogo, se mantienen en atención comercial al distribuidor e información y suspenden en formación.