El mercado nacional de usados acumula en la actualidad un stock de “kilómetro 0” cercano a las 100.000 unidades, según estimaciones del Grupo Argus presentadas en el III Observatorio del VO de la Distribución Oficial que ha contado con la participación de más de 200 profesionales. Este stock engloba vehículos con menos de 1.000 kilómetros trasladados por las marcas a sus redes, que los automatricula. En opinión de Faconauto, “estamos ante una cifra excesiva que no está siendo absorbida, ya que, por primera vez en siete años, la oferta de estos coches supera ampliamente la demanda”. La patronal advierte de que se está lastrando el negocio de vehículo usado de los concesionarios y su rentabilidad.

Durante este año, el signo del vehículo de ocasión ha cambiado ya que el usado “joven” ha visto caer sus transferencias, dejando de ser el motor del mercado. En lo que va de ejercicio, las ventas de usados de hasta tres años ha caído 1,7%. El resto de los tramos de edad también retrocede, con los de entre seis y diez cayendo un 5,1% y el de más de diez haciéndolo un 0,6%. Sólo los modelos de entre tres y cinco años mejoran respecto a los números del pasado ejercicio (+13%).

Con estas cifras, Faconauto pronostica que las transferencias de usados se situarán en el presente ejercicio en 2.104.200 unidades, lo que supondría repetir o ver caer ligeramente el mercado, situación idéntica a la que predice de cara al ejercicio 2020.

gerardo perez

“Venimos advirtiendo que los concesionarios están soportando demasiadas automatriculaciones. Nuestro stock está saturado de 'kilómetro 0' que no está teniendo la rotación que necesitamos porque la demanda ha caído. El problema es que las marcas no aflojan, de tal modo que, al final, tenemos que trasladar al cliente final grandes ofertas para mover este stock. Es un círculo vicioso y va en contra de nuestra rentabilidad. Muchos concesionarios están teniendo problemas para dar salida a este stock. La cosa cambia cuando las marcas consensúan con los concesionarios la política comercial de estos coches, ya que todos, especialmente los compradores, salimos ganando”, ha declarado en el Observatorio el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

La patronal ha destacado también que la “industria” de los coches usados, que siempre ha sido estable y anticíclica, está sufriendo una fuerte transformación con la entrada en escena de nuevos actores, con una fuerte implantación y experiencia digital, que están atrayendo a los compradores conectados. En este sentido, cada vez más los concesionarios no distinguen entre cliente digital y no digital, apostando por una experiencia omnicanal. Además, están trabajando para que los procesos online y offline sean igualmente transparentes, simples y que se alineen con los segmentos de clientes a los que se dirigen.

Para Gerardo Pérez, “por primera vez en la historia de nuestro sector, y gracias la irrupción de la digitalización, tenemos la posibilidad de gestionar de manera más eficaz nuestro stock de coches usados, un stock que nos diferencia del resto de actores o intermediarios que están entrando a competir. Las posibilidades de éxito serán mayores si los concesionarios buscamos fórmulas conjuntas y digitales para encontrarnos con el comprador. Sólo de esta manera podremos innovar introduciendo, por ejemplo, el proceso de compra 100% online, entregando coches de ocasión a domicilio, simplificando la financiación o mejorando la experiencia del cliente poniendo a su disposición vídeos, imágenes en alta resolución o todo el historial del vehículo”.