En 2002, el grupo francés Laurent creó Cap V.I, una red de tiendas especialistas en vehículo industrial. Pues bien, esta semana, Laurent ha vendido Cap V.I a la británica Bremsen Technik, proveedor internacional de materiales de fricción y productos de freno asociados que era el suministrador de la marca propia de la enseña, Prolead.

Así, Bremsen Technik pasa a hacerse cargo de esta red, con seis plataformas (con un total de 50 empleados y una facturación de 20 millones de euros), lo que supone una magnífica puerta de entrada para el fabricante británico (y más ante un posible Brexit duro).

También es una gran oportunidad para Cap V.I. “El hecho de que el comprador proceda del sector industrial evita cualquier incompatibilidad con nuestros clientes históricos. Esto también abrirá perspectivas en términos de ofertas”, comentó Philippe Caseau, CEO delegado de Cap V.I.

Como es habitual, la operación está sujeta a la aprobación por las autoridades de Competencia, pero debería finalizar en las próximas semanas.