Aunque todavía el parque es reducido, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) apunta acinco millones de vehículos eléctricos circulando por España en 2030, lo que representaría el 15% del parque móvil. El director gerente de Aeca-ITV, Guillermo Magaz, despeja en un post las dudas que surgen a raíz del paso de estos coches por la Inspección Técnica de Vehículos.

Todos los vehículos matriculados o puestos en circulación tienen que pasar la inspección técnica de vehículos en una de las estaciones de inspección autorizada por el órgano competente en materia de industria de cada comunidad autónoma en los casos y con la periodicidad, requisitos y excepciones que se establecen en la reglamentación. Es el único medio de garantizar que los vehículos que están en carretera son seguros", señala el responsable.

Las dudas sobre si los eléctricos tienen que pasar la ITV surgen, según Magaz, “porque el incremento de este tipo de vehículos y sus ventajas fiscales pueden hacer pensar que gozan de ese privilegio, pero no es así. Sólo cambia el tipo de inspección, pero están obligados a pasar su ITV cuando les corresponda”.

guillermo magaz aeca itv 2

En estos vehículos no se revisan las emisiones contaminantes, al no utilizar combustible, pero sí los elementos constructivos comunes con el resto de vehículos: alumbrado, suspensión, neumáticos, etc. “Tampoco se someten a la prueba de emisiones de ruido porque no los generan. Son las únicas diferencias. Para el resto de pruebas, es exactamente igual”, añade Guillermo Magaz.

Eso sí, los híbridos enchufables, al tener un motor de combustión y otro eléctrico, sí son sometidos a las pruebas de emisiones, con lo que su inspección técnica es casi idéntica a la de un vehículo de combustión. Y si el coche eléctrico cuenta con un extensor de autonomía, de acuerdo al Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV, publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el responsable indica que “los ensayos de emisiones se deben hacer con el motor de combustión en funcionamiento y, por lo tanto, al igual que en los híbridos enchufables, la Inspección Técnica no varía con respecto al resto de turismos”.

En cuanto al calendario de inspecciones, para los eléctricos es el mismo que para el resto de vehículos, dependiendo de su categoría de homologación. Según el director gerente de Aeca-ITV, “para turismos M1, la primera ITV se debe pasar a los cuatro años desde la fecha de matriculación del vehículo. A partir de entonces, el examen será bianual hasta cumplir los diez años, momento en el que la frecuencia de la revisión cambia al formato anual”.

Pasados esos primeros cuatro años, las partes eléctricas de los coches necesitan ser revisadas y desde la ITV se comprueban los elementos de seguridad específicos de estos vehículos, como son los cableados de alta tensión que sean visibles. “Posiblemente, en un futuro, tengamos que comprobar la eficiencia de las baterías, ya que afecta a la protección del medio ambiente”, explica Magaz.

Por otro lado, el director gerente destaca que los inspectores de las estaciones reciben formación continua dentro de la cual se indica cómo realizar los procedimientos de inspección. “Además, los planes de seguridad laboral de cada Estación, incluyen la formación necesaria de cara a la protección y seguridad para inspeccionar esta tecnología”.