Un estudio de Goodyear, en colaboración de Think Young, revela que el 81,6% de los millennials españoles piensan que tendrán coche propio dentro de diez años, mientras al 87,6% de estos jóvenes les gustaría un coche personalizado específicamente según sus preferencias tecnológicas, de sostenibilidad y de uso.

 

"Los millennials quieren que todo esté hecho a su medida en cuanto a preferencias y necesidades, y esto se refleja en sus opiniones acerca del coche que tendrán en un plazo de diez años", considera Carlos Cipollitti, director general del Centro de Innovación de Goodyear en Luxemburgo.

Por otro lado, los jóvenes españoles desechan la personalización si solo se tiene en cuenta aspectos estéticos. Así, únicamente el 12,9% quieren neumáticos con colores llamativos que combinen con la carrocería del coche.

Sin embargo, la perspectiva de coches adaptados a unos objetivos de consumo eficiente (21,5%), a su propio estilo de conducción (10%) o al estado mental del conductor (10,5%) fueron los cambios más mencionados por los jóvenes españoles de cara a 2025.

Según los Millennials españoles, la personalización tiene que ser funcional y estar vinculada a sus preocupaciones principales como la sostenibilidad y la seguridad, sin olvidar el precio, la independencia y la privacidad.