La Asociación de Talleres de Reparaciones de Automóviles (ATRA) celebró un encuentro en Chipiona para abordar con las empresas locales "las preocupaciones detectadas por la patronal, los principales problemas que están surgiendo en los últimos tiempos y las soluciones que proponen".

Así pues, los reunidos trataron la morosidad, que va en aumento, y la falta de trabajo, dado que las reparaciones se están realizando cuando ya al titular del vehículo no le queda otra solución.

Pese a todo, el asunto que más interés suscitó fue el negocio de los talleres ilegales, que suman el 25% de la actividad del sector. A este respecto, ATRA dice tener "cauces de diálogo" con varias administraciones, destacando que el 80% de las denuncias presentadas están acabando con multas y sanciones importantes.

Los talleres presentes en la reunión de Chipiona pidieron a la asociación, en ese sentido, que "mantenga su actividad" para reclamar el cumplimiento de la ley.

El colectivo prevé organizar encuentros de la misma índole en los demás municipios de la provincia, para realizar un análisis pormenorizado con las consiguientes demandas que ATRA pondrá en conocimiento de las diferentes administraciones.