Mahle Group, fabricante alemán de componentes, se ha hecho con la totalidad del capital de su 'joint venture' en India, denominada Mahle IPL, tras comprar el 60% de las acciones a su socio en el país asiático.

En este sentido, el presidente y consejero delegado de la multinacional alemana, Heinz Junker, afirmó que en los últimos meses la compañía registró un elevado número de pedidos por parte de clientes internacionales, por lo que necesitaban tener "total independencia" en sus futuras decisiones.

"Por ello damos el paso en este momento. En 2013, la actividad económica de la industria automovilística india fue, de hecho, muy lenta, pero en el largo plazo creemos que India tiene un potencial de crecimiento sostenible", matizó.

Mahle IPL dispone de una planta de fabricación de pistones para motores en Chennai (India) que facturó 15 millones de euros el pasado ejercicio. La compañía alemana opera, al mismo tiempo, en un centro de desarrollo e ingeniería en Pune (India), con 350 empleados.