Mann Hummel Ibérica celebró el pasado sábado su tradicional Día de la Familia, una jornada especial dedicada a la diversión y a la solidaridad que reúne cada año a todos los trabajadores de la compañía, acompañados por sus parejas e hijos. "Se trata de una jornada de integración, para compartir y convivir, que nos ayuda a conocernos mejor entre los diferentes departamentos de la compañía y a disfrutar de un día de todos y para todos, afianzando así nuestro espíritu de comunidad", destacan desde la filial española del Grupo Mann Hummel.

"En la edición 2013 hemos querido dar más protagonismo a los pequeños de la casa organizando actividades especialmente para ellos en todas las instalaciones del Parque de Atracciones de Zaragoza", subrayan desde Mann Hummel Ibérica. La jornada fue todo un éxito, con más de 1.200 participantes. Comenzó a las 10.00 horas en el parque de atracciones, en el lugar donde niños y mayores disfrutaron durante horas de divertidos juegos y espectáculos. Posteriormente, se organizaron concursos y una comida especial para niños y adultos.
La diversión continuó por la tarde con un karaoke, en el que participaron los trabajadores más atrevidos, acompañados de sus familiares. Además, se organizaron juegos durante toda la jornada para los más pequeños.
El Día de la Familia Mann destacó también por su lado solidario. Para demostrar su compromiso con las personas que más lo necesitan se organizó un sorteo benéfico en el que los fondos recaudados se donaron íntegramente a Aldeas Infantiles, con el principal objetivo de contribuir en alguno de sus proyectos de ayuda a las familias más vulnerables.
También la filial española del Grupo Mann Hummel quiso que niños y jóvenes de Aldeas Infantiles de Zaragoza estuviesen presentes en su jornada especial. Se trata de una ONG que dedica todos sus esfuerzos a apoyar a las familias en situación de riesgo, para que atiendan a sus hijos del mejor modo posible, así como a acoger y acompañar en su crecimiento a los niños que provienen de familias desestructuradas, para que crezcan seguros y respetados, desarrollando todo su potencial.
Mann Hummel Ibérica, dentro de su marco de responsabilidad social empresarial, quiso invitar en su Día de la Familia a colaboradores y usuarios de la Fundación Rey Ardid, entidad que intenta mejorar la calidad de vida de las personas más frágiles de la sociedad.
Además, se habilitó una unidad para donar sangre desde las 10:00 hasta las 12:00 horas que contó con una gran participación de todos los trabajadores.