Con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, del 16 al 22 de septiembre, Bridgestone recuerda la importancia que tiene para la preservación del medio ambiente realizar un buen mantenimiento de los neumáticos. Circular con una presión inadecuada, supone, además de un riesgo para la seguridad, un gasto extra de combustible, más emisiones de CO2 a la atmósfera y una reducción de la vida útil del neumático.

Diversos tests realizados por Bridgestone en los últimos años y en varios países europeos han demostrado que en torno al 70% de los vehículos circula con un nivel de presión bajo en sus neumáticos, lo que equivale a una utilización adicional de combustible que se traduce en 4,8 millones de toneladas de emisiones de CO2 extras innecesarias a la atmósfera. Además, una presión de inflado de 0,3 bares menor que la recomendada por el fabricante repercute en un incremento de consumo del orden del 3%, según explica el IDA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

La compañía se está transformando de fabricante de neumáticos premium a especialista en soluciones de movilidad en una época en que las macrotendencias mundiales, como el desarrollo urbano, la disminución de los recursos naturales, el cambio climático y la movilidad CASE, desafían al sector de la automoción. Gracias a la unión de su experiencia en la industria de neumáticos con su I+D, el conocimiento de los usuarios de la carretera y el desarrollo de sus capacidades digitales, Bridgestone es pionera en nuevos productos, tecnologías y soluciones de movilidad para dar respuesta al desafío global que representa el cambio climático.

En este sentido, la firma anunció recientemente el lanzamiento de Mobeflex, un sistema de suscripción de bicicletas eléctricas de alta gama que ya funciona en las principales ciudades de Francia. A partir de 59 euros al mes, los usuarios pueden elegir entre una selección de bicicletas premium de carretera, de montaña, urbanas o de carrera, cada una con baterías de calidad que se adaptan a las necesidades específicas de cada trayecto. Además, la suscripción incluye una cobertura “a todo riesgo” que se hace cargo del mantenimiento, posibles daños y robos a la vez que ofrece asistencia en caso de avería las 24 horas del día, los siete días de la semana.