Más de 10.000 personas se dieron cita el pasado fin de semana en el Circuito del Jarama - RACE para disfrutar del IV Jarama Classic, con carreras de coches como la GT 4 South European Series, la Iberian Historic Endurance, la Pre 1981 grupo 1 junto al trofeo Mini y la Super 7 by Toyo.

En pista hubo decenas de millones de euros en vehículos históricos y actuales, con velocidades por encima de los 250 km/h. Además, mientras unos competían, los demás eran expuestos en el ‘paddock’ del Circuito junto a actividades para toda la familia.

jarama classic 2019 eduardo barreiros 2

La otra vertiente del Classic estuvo tan presente como en anteriores ocasiones: un circuito de seguridad vial de bicicletas para los más pequeños, zona de atracciones, 4×4 Experience, merchandising, Royal Experience, servicio de catering, el karting del Jarama, vueltas VIP en los coches de la Escuela RACE de conducción, terrazas-mirador, Repsol Racing Tour, Food Trucks, Ludoteca, etc.

Este año, y como es tradición, el Jarama Classic volvió a servir como homenaje para una leyenda de la automoción. Esta cuarta edición fue para el centenario del nacimiento de Eduardo Barreiros, figura indispensable en el mundo de motor en España en el siglo XX.

Su fundación, encabezada por la figura de su hija, homenajeó en el Jarama la memoria de Barreiros y su legado, con un museo en la sala 5, un desfile con cerca de dos centenares de vehículos con motores Barreiros y con una rueda de prensa que contó con la presencia de, entre otras personalidades, el director general de tráfico, Pere Navarro; el presidente de la Fundación del RACE, Fernando Falcó; el presidente del RACE, Carmelo Sanz; la presidenta de la Fundación Eduardo Barreiros, Mariluz Barreiros; el director del Circuito del Jarama, Ignacio Fernández; y el legendario piloto de F1, Emilio de Villota.