El fin del confinamiento a causa del Covid-19 y el inicio de la actividad habitual ya se dibujan como un escenario a la vuelta de la esquina. Se levantarán las persianas y se recuperarán los puestos de trabajo habituales. Será el momento de no bajar la guardia ante posibles nuevos contagios. Para ello, desde Cira han elaborado un post en su web en el que recogen una serie de recomendaciones para evitar poner en riesgo a la plantilla. Para escribir el post, se han basado en el “Protocolo de protección y prevención laboral en la posventa de automoción” creado por Ancera y en los contenidos de difusión sobre el coronavirus publicados por el Ministerio de Sanidad.

  1. Higiene de manos. No vale con un lavado superficial. Si es preciso, cuelga en las zonas comunes y en los lavabos un cartel que informe de cómo tiene que ser un lavado de manos correcto para eliminar virus. Usar soluciones desinfectantes hidroalcohólicas es una opción cuando no se dispone de agua y jabón o bien un complemento para el lavado de manos con agua y jabón.
     
  2. Higiene respiratoria. Toses y estornudos deben bloquearse con pañuelos que se desechen inmediatamente en contenedores con tapa. En caso de no ser posible, el antebrazo o el codo flexionado son una opción.
     
  3. Higiene del lugar de trabajo. Hay que asegurarse de que los centros de trabajo cuentan con los elementos para asegurar la higiene de manos y la higiene respiratoria que hemos visto en los 2 puntos anteriores. La limpieza de superficies, según veremos después, tiene que intensificarse.
     
  4. Miembros de la plantilla con síntomas. Los trabajadores han de tener claro que ante cualquier síntoma indicativo de que puedan sufrir coronavirus, no tienen que acudir al trabajo y tienen que avisar a su responsable. Si los síntomas se presentan en el centro de trabajo, ese trabajador deberá abandonarlo y se evitará el contacto con el resto del equipo. Si esa persona es confirmada como un caso de coronavirus, se informará al equipo para detectar posibles casos de personas que no hayan mantenido la distancia de seguridad de 1,5 metros. Estos posibles casos de contagio serán notificados a la Autoridad Sanitaria correspondiente para seguir sus indicaciones.
     
  5. Limpieza de superficies. El virus del COVID-19 desaparece tras el contacto durante 5 minutos con desinfectantes virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad o bien lejía diluida en agua en una proporción adecuada (20 ml de lejía de 3-5% con 980 ml de agua justo antes de limpiar). Las personas que realicen las tareas de limpieza han de contar con prendas de protección individual adecuadas que eviten en contacto directo con el cuerpo y que protejan las vías respiratorias.
     
  6. Distancia de seguridad. Junto con las medidas de higiene, la distancia de seguridad es el gran elemento fundamental de prevención contra el COVID-19. La distancia recomendada por el Ministerio de Sanidad es de 2 metros.
     
  7. Uso de mascarilla. El uso de mascarilla es un elemento recomendado para evitar riesgos de contagio, aunque no sustituye a las medidas de higiene, que son las más importante. Está especialmente indicado para evitar riesgos si en algún momento no puede asegurarse el mantenimiento de la distancia de seguridad que hemos visto en el apartado anterior.
     
  8. Prevención para los trabajadores antes de la entrada al puesto de trabajo. Antes de la incorporarse al trabajo, todos los miembros de la plantilla deberán ser informados de las medidas preventivas que hemos revisado hasta ahora (higiene, distancia personal, uso de mascarilla, etc.). Se recomienda imprimir y colgar en un lugar visible de la entrada carteles que informen y recuerden estas medidas.
    Cualquier trabajador que detecte síntomas susceptibles de indicar que está contagiado por COVID-19 debe de comunicarlo a su responsable y no acudir al centro de trabajo.
    En los desplazamientos al puesto de trabajo se recomienda el uso de vehículos individuales. Si no es posible y han de usarse medios públicos de transporte, se recomienda mantener la distancia de seguridad y usar mascarilla. Si debe de compartirse un coche, hay que tener en cuenta que en un vehículo de 4/5 plazas podrán viajar un máximo de 2 personas.
    Siempre que sea posible, se recomienda que a la entrada y a la salida del puesto de trabajo se realice una toma de temperatura, respetando la distancia de seguridad y sin registrar datos. En caso de que se detecte una temperatura corporal superior a 37.5 grados, el trabajador será aislado temporalmente y equipado con mascarilla. Se avisará al servicio médico y seguiremos sus instrucciones.
     
  9. Prevención para los trabajadores durante la jornada de trabajo. Al llegar, cada empleado deberá lavarse las manos. También ponerse guantes y mascarilla (por este orden) si fuera necesario. Obviamente, no es posible saludar con contacto físico o no respetando la distancia de seguridad. Cada trabajador deberá también evitar tocarse ojos, nariz ni boca.
    En lo que respecta a la organización de la actividad, el criterio más importante a seguir es respetar la distancia de seguridad y planificar de manera que se minimice la coincidencia de los trabajadores. Si la distancia de seguridad no puede ser respetada, los trabajadores deberán contar con equipos de protección individual adecuados. En caso de ser necesario, se organizarán turnos para conseguir mantener la distancia de seguridad, tanto en áreas de trabajo como en áreas de descanso o vestidores. Y se promoverá el teletrabajo siempre que sea posible.
    Asimismo, se recomiendan formatos digitales no presenciales para las reuniones y limitar al máximo la presencia en el centro de trabajo de personas ajenas a él. Las formaciones en aulas físicas deben ser suspendidas aunque estén ya planificadas.
     
  10. Medidas de atención al público. Se intentará promover la venta no presencial. Para las ventas presenciales, se deberá poner a disposición de los clientes geles desinfectantes antes de la entrada al centro y, cuando no pueda mantenerse la distancia de seguridad, se les facilitará mascarilla y guantes. El uso de tarjeta de crédito o smartphone para pagar es altamente recomendable. Los clientes deben de estar informados en todo momento de las medidas preventivas que ha tomado el Distribuidor. Esta información ha de tener un formato fácil visual fácil de comprender como, por ejemplo, la señalización en el suelo de la distancia de seguridad.
    Los empleados de cara al público han de llevar siempre guantes y, en caso de que no pueda asegurarse el mantenimiento de la distancia de seguridad, se les dotará también de mascarillas y gafas.