La oferta se podía ver en una red social con muchos seguidores y con buenos precios en recambios de marcas premium para automóviles de competición. Un vecino de Arteixo se puso en contacto con los estafadores tras sospechar que, una vez efectuado el pago, la publicidad sobre los productos adquiridos desaparecía de la publicación. No recibió la mercancía ni fue capaz de ponerse en contacto con los vendedores, informa La Voz de Galicia.

La víctima interpuso una denuncia en el puesto principal de la Guardia Civil de Arteixo que dio paso a una investigación del Equipo de Estafas Telemáticas de la Guardia Civil de A Coruña.

Fue así como los agentes llegaron hasta dos vecinos de Ponferrada. Los dos presuntos autores de este caso son también sospechosos de un “delito continuado de estafa”, resaltan desde la Guardia Civil. Bajo el nombre de “Operación Irukkai”, el Equipo de Estafas Telemáticas ha constatado cómo los investigados publicaron varios anuncios en una red muy conocida entre los aficionados a los coches de competición.

Al borrar las publicaciones, una vez hechos los pagos, era difícil identificar a los autores del presunto timo. Durante la investigación se identificó un delito similar denunciado por un vecino de Ávila. La Guardia Civil vuelve a recordar que se extremen las precauciones cuando se hacen compras en páginas digitales.