Pierre Lahutte asume su nueva responsabilidad en pleno proceso negociador entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, un proceso está llamado a influir de forma rotunda sobre la industria de fabricación de vehículos pesados en relación con la futura normativa de regulación de las emisiones de CO2, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

Ya desde su nueva responsabilidad, Pierre Lahutte no ha dejado de apuntar que “la industria europea de camiones lidera la tecnología mundial en economía de combustible, con nuevos camiones que consumen menos de un litro de combustible cada 100 km por tonelada transportada“.

Sobre la intención de las instituciones comunitarias de reducir las emisiones de CO2 de los vehículos industriales, el presidente de Iveco recuerda que los camiones “dependen casi exclusivamente del diésel en la actualidad y que los cambios que se avecinan implican tanto una mayor optimización de los vehículos, como el desafío masivo de desplegar la infraestructura de reabastecimiento de combustible necesaria para camiones con motor alternativo”.

De hecho, cumplir con estos objetivos de CO2 extremadamente ambiciosos no será posible sin grandes inversiones en puntos de recarga y recarga, pero hoy en día no existe un plan de acción claro de la UE para infraestructuras específicas para camiones, advierten desde esta organización. Y asegurarse de que esto se ponga en marcha seguirá siendo una prioridad clave para ACEA en los próximos años.