La Policía Nacional ha desmantelado un taller ilegal de vehículos en Los Barrios (Algeciras, Cádiz) en una operación en la que han resultado detenidas tres personas acusadas de un delito continuado de estafa. Se trata del propietario del taller, un mecánico y una tercera persona a la que también se acusa de la venta fraudulenta de un vehículo, informa el portal Europasur.es.

Según cálculos de la Policía, el valor de la estafa por la simulación de reparaciones y exageración de los daños en los vehículos alcanza los 9.000 euros en la denominada "operación Everest", cuya investigación comenzó en septiembre al recibirse una denuncia sobre la venta de un vehículo a través de la página web a nombre de una persona fallecida.

Las gestiones policiales averiguaron la identidad del vendedor, una persona que utilizaba un nombre falso y un teléfono a nombre de un tercero para dificultar su identificación. Para la venta de este vehículo, el investigado llegó a falsificar un contrato de compra y venta.

Según la investigación, el principal investigado trabajaba en un taller en el polígono de Palmones, en Los Barrios, en el que engañaban a los propietarios de vehículos simulando reparaciones o exagerando la gravedad y coste. El fin último era comprar por poco dinero los coches para su reventa -en muchas ocasiones se trataba de personas de avanzada edad y con escasos recursos para hacer frente al coste de la supuesta avería- y ponerlos a la venta a través de Internet.

Este taller trabajaba de forma clandestina por lo que se dio cuenta a la Inspección de Trabajo y se llevó a cabo la inspección conjunta a finales de septiembre, comprobando que no tenían autorización para reparar vehículos y que tenían a un trabajador sin asegurar.