Los hombres detenidos forzaron la puerta de entrada al taller del barrio de El Natahoyo y se apoderaron de varios utillajes de forza y ruedas dentadas, que en suma alcanzan un valor de 16.000 euros, según denunció el propietario del negocio y publica La Nueva España.

La investigación policial, a cargo de agentes del Grupo I de la Policía Judicial, permitió encontrar el material sustraído en una chatarrería de un polígono de Gijón. Todas las piezas fueron recuperadas y entregadas al denunciante, que las reconoció como suyas y ya las tiene de nuevo en el taller de El Natahoyo.

Las pesquisas policiales continuaron para identificar quienes allí las habían vendido. Se trataba de dos hombres de 22 y 39 años, respectivamente, que cuentan ambos con antecedentes por delitos contra la propiedad. Una vez fueron oídos en declaración pasaron a disposición judicial.