Francisco Bazago, propietario de Automóviles Bazago y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT), lamenta el daño que está causando al sector la competencia desleal.

“No sólo nos toca a nosotros, sino también al Estado, porque los ilegales trabajan sin cotizar, sin IVA y sin horarios y daña al cliente, que no tiene forma garantía ni forma de reclamar si la reparación no se ha realizado correctamente”, expone acto seguido.

Confía, sin embargo, que tras un 2015 con buenas cifras de ventas, los resultados del sector en Salamanca continúen creciendo. “Hemos notado un aumento en las ventas y poco a poco se van estabilizando las cifras que es lo importante. Sin embargo, todavía nos queda mucho para volver a las cifras de los años de la burbuja económica”, apunta

Por otro lado, desde hace un mes Salamanca vuelve a contar con un concesionario oficial de la marca Sukuzi. Ubicado en el Polígono Industrial de Villares de la Reina, Fraba Autos pone a disposición de todos los salmantinos la gama más completa de automóviles pertenecientes a la firma japonesa.

Así lo relata el propio Francisco Bazago, quien tras 18 años aprendiendo mecánica en Alemania, decidió volver a España y en 1980 comenzó la historia de Talleres Bazago. En 1982, fue un año decisivo porque Volvo nos nombró servicio oficial y no fue hasta 1991 cuando se creó Automóviles Bazago como concesionario oficial Volvo.