El VII Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, realizado por Crédito y Caución e Iberinform con el soporte académico del IE Business School, muestra por primera vez - desde que comenzó a realizarse hace cuatro años - una mejora clara, profunda y general de muchos parámetros del riesgo de crédito.

En este sentido, el análisis señala una reducción significativa de los plazos de pago en España, pues el 34% de las empresas afirma operar con plazos de pago inferiores a los 60 días. Además, sólo el 22%, el porcentaje más bajo de la serie histórica, sigue pactando plazos por encima de los 90 días. Hace sólo dos años, esta bolsa suponía el 43% de las empresas.

De cara a 2014, las propias empresas prevén una optimización de los plazos de pago. El 39% prevé trabajar por debajo de los 60 días y la bolsa de empresas con plazos por encima de los 90 días para las operaciones B2B se reducirá al 19%.

De acuerdo con el estudio, únicamente el 43% del tejido empresarial sufrió algún impago significativo en los últimos doce meses de actividad. El dato está en línea con las previsiones de otoño, donde ya anticipaban una mejora del indicador.

Se trata del mejor dato de la serie histórica, trece puntos por debajo de los niveles de primavera de 2013 y muy por debajo del máximo, que se alcanzó en la oleada de primavera de 2012. En aquel momento un 66% de las empresas estaba afectado por impagos significativos.

Alrededor del 81% del tejido empresarial mantiene el impacto de los impagados en niveles saludables (por debajo del 4% de su cifra de ventas), una mejora de 15 puntos frente a los valores de hace un año.

El mencionado tejido empresarial, que soporta niveles de impago que ponen en riesgo su continuidad (por encima del 10% de la facturación), se ha minimizado en un año ocho puntos, hasta quedar en el 6%. El 75% de las empresas cita la falta de disponibilidad de fondos por parte del cliente como motivo de los impagos que padece.